Balconeando / ¿Debate o Batidillo?

Por Alejandro Barañano

A finales de mes pasado, el candidato independiente al Senado de la República por Baja California Sur, Ricardo García de León Coria, formalizó su intención de llevar a cabo un debate, y para ello se puso a entregar invitaciones a sus contrincantes que encabezan la primera fórmula de las candidaturas.

Luego de lanzar esta propuesta a través de distintos medios de comunicación, su intención fue darle mayor seriedad y formalidad al tema, por lo que se hizo entrega de su convocatoria a los abanderados del PRI, Juan Alberto Valdivia Alvarado; de MORENA, Víctor Manuel Castro Cosío; a Guadalupe Saldaña Cisneros del “Frente por México” y a Guadalupe Munguía Avilés del Partido Nueva Alianza.

Y de repente, todo estaba organizado ya por el programa de radio “Panorama Informativo” que es conducido Miguel Ángel Ojeda Aguilar; llegándose el día –el pasado lunes a las 08:00 horas- y donde los aspirantes a un escaño en la Cámara Alta del Congreso de la Unión con micrófono abierto mejor se dedicaron a perder su valioso tiempo en criticar y atacarse, dejando de lado las propuestas de campañas que eran las que en verdad esperaban los radioescuchas.

Como por arte de magia, los pretensos se olvidaron de hablar de sus planes de trabajo, y vergonzosamente se enfrascaron en discusiones sin sentido, lo que derivo que en más de una ocasión el moderador del debate –el mismo Miguel Ángel Ojeda Aguilar- interviniera para qué de modo tajante solicitara respetar los tiempos del formato en cuanto a preguntas y respuestas.

La más agresiva en cuanto a cuestionamientos fue sin duda alguna Guadalupe Saldaña Cisneros, pues aseguró que fue en la administración de Víctor Manuel Castro Cosío, el ahora candidato a Senador del Movimiento Regeneración Nacional, cuando “los delincuentes tomaron La Paz”, y al “Profe” que de por sí andaba en ayunas como que le cayó de peso la pregunta.

Ante esto, la misma candidata albiceleste continuo con la reyerta y sorrajó desde lo más profundo de su ser: “La memoria suele ser flaca Víctor Castro Cosío, cuando tú eras presidente municipal los delincuentes tomaron a La Paz como su destino vacacional; recuerdo que contigo y los que te acompañan en MORENA, iniciaron las ejecuciones”. Pero no paró la “chica inmaculada” y sin más ni más argumentó que entre Víctor Manuel Castro Cosío y su tesorero, esto de acuerdo a una versión de varios elementos policiacos, se registraron en las cuentas del Ayuntamiento de aquel entonces el pago de horas extras por un monto de 2 millones de pesos, dinero que nunca llegó al bolsillo de los policarpios.

Para esto como que al “Profe” el embrollo de la Lupita le estaba cayendo de peso –por aquello de andar en ayunas- y esbozó desde su ronco pecho sin decir tan siquiera agua va: “Ya déjense de babosadas”. Y sopas perico, silencio sepulcral en el estudio radiofónico.

Luego de ese exabrupto, se dio paso  a las propuestas del candidato Independiente Ricardo García de León, quien ofreció intensa gestión para que se logre una carretera de 4 carriles de la ciudad de La Paz hasta el puerto de Ensenada, asegurando que es una vía que hay que concluir para impulsar el desarrollo de Baja California Sur y  evitar se sigan perdiendo vidas por su peligrosidad.

Y después, lo que para muchos fue una sorpresa, Juan Alberto Valdivia Alvarado,  la figura que más asentado se vio cuando el jaleo era ya todo un batidillo, pues a pesar de que Víctor Castro Cosío fue quien abrió fuego contra el candidato del PRI y la suspirante del PAN, y ambos respondieron al líder de MORENA, se debe decir que el abanderado priista fue mucho más conciso y  sereno al dar respuesta a los ataques.

Así, Juan Alberto Valdivia Alvarado hizo la tarea con sus propuestas y a la vez, respondiendo a los ataques que se le lanzaban, cosa que quiso imitar Guadalupe Saldaña Cisneros, aunque sin la misma contundencia que la lograda por Víctor Castro Cosío, razón por lo cual se salió de sus cabales y entorpeció la marcha del debate que en ese entonces era ya todo un batidillo.

Con esto Juan Alberto Valdivia Alvarado pudo demostrar que su paso por la Legislatura local y demás cargos públicos que ocupado le han dejado sapiencia y esto no ha sido en vano, pues si bien es uno de los contendientes más mozuelo, su discurso mostró experiencia y preparación, rasgos que sin duda podrían etiquetarse como joven político con seriedad que conoce de los temas que marcan agenda pública nacional y local, y que no se deja intimidar por las marrullerías de quienes con más años en la política no pasan del discurso fácil y las descalificaciones.

A muchos tal vez no les guste en mucho o en nada lo antes marcado en este espacio, pero fue lo que se escuchó y percibió; por lo que mejor quien esto escribe seguirá BALCONEANDO. . .

 

COMO EN BÓTICA

 

Resulta que el 26 de abril pasado, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público por medio del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales, otorgó un terreno a favor de la Secretaría de Turismo, y este predio al que hacemos referencia se le conoce como Rancho San Juan, mismo que presuntamente era propiedad del ex gobernador de Baja California Sur, Narciso Agúndez Montaño, por lo que ahora lo tendrá que devolver. . . El problema es que existen documentos oficiales que señalan que el nativo de Santa Anita jamás pago peso alguno por ese predio, razón por lo cual aún es propiedad federal y ahora está resultando que un avalúo realizado en el año 2010 estipula que en ese momento el terreno tenía un valor comercial aproximado a los 200 millones pesos. . . Así que ya ni llorar es bueno. . . ¡He dicho!

NBCS Noticias

Medio digital de noticias en Baja California Sur; Si buscas ponerte en contacto con nosotros escríbenos a boletines@nbcs.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *