Balconeando / “Líder” repudiado

Por Alejandro Barañano

Hay quienes definen a la senectud como la última etapa de la vida de un ser humano, y que esta se caracteriza por el envejecimiento biológico, además de que es un término usado como sinónimo de la tercera edad, personas mayores, vejez, adulto mayor o anciano.

Y hoy lo traigo a colación porque en ese proceso de vida se encuentra el ya casi ex senador y quien será por cuarta ocasión diputado federal, esto sin olvidar que se erige como el gran amo del Partido Revolucionario Institucional en la entidad, o sea, Isaías González Cuevas.

Aunado al de por si pesado costal que carga por tantos años que ha acumulado el hombre, sus adversarios aseguran que este octogenario, longevo y vetusto “líder sindicalista” es sumamente proclive a la traición, ya que se ha encargado de “dinamitar” las estructuras de la otrora poderosa organización sindical, misma que en épocas de Don Alberto Juárez Blancas se convirtió en la segunda fuerza del movimiento obrero nacional con más de cuatro millones y medio de militantes.

Ahora, tras su deslucido paso por la dirigencia de la CROC, en la que ha acumulado más de una docena de años como supuesto “líder”, se percibe claramente que a Isaías González Cuevas lo sedujo solo la ambición por el poder y la avaricia por el dinero, y una prueba de ello es su claro entreguismo a los grupos del poder con su iniciativa de reforma laboral que presentó a finales del año 2017, y que no son más que una serie de reglas absurdas y grotescas que modifican de manera tajante el contenido y sentido de la reforma laboral constitucional que se realizó hace apenas un año atrás.

Así, la infame treta a la que se prestó Isaías González Cuevas, deja en claro que esta maniobra se torna imposible ante el ejercicio de los derechos colectivos laborales, y que además lesiona los de carácter individual de todos los hombres y mujeres que viven honestamente de su trabajo.

Por ejemplo, cuando se le dio lectura a la iniciativa a la que hacemos referencia, se constató que lo sugerido por quien alguna vez fue dirigente nacional de la CROC =pues hay que recordar que 17 dirigentes y poco más de 2 millones y medio de croquistas lo desconocieron= son totalmente violatorias pues se pretende reglamentar y contravenir de manera nítida los convenios internacionales a los que está obligado nuestro país ante la Organización Internacional del Trabajo.

¿Por qué? Bueno, porqué entre otros agravios la iniciativa que impulsó Isaías González Cuevas cancela de manera integral todos los derechos laborales al permitir una subcontratación libre =outsorcing= y a la vez desaparece los artículos y las reglas creadas en la reforma a la ley laboral del año 2012.

Esta “puntada” salida de la mente perversa del ya casi ex senador, está haciendo que el trabajo se convierte en una mercancía cuyo precio y condiciones sean pactados libremente en un contrato mercantil, ya que protege sin recato alguno a las empresas que por la vía del sistema del outsourcing no puedan ser emplazados a huelga tal y como sucede con firmas como Bancomer, Walmart y otras muchas más.

También con la iniciativa del vetusto ex dirigente nacional de la CROC, se violentan las reglas que están establecidas en la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública -publicada en mayo de 2015- tal y como son las disposiciones establecidas en su artículo 78, la cual obliga a la autoridad a poner a disposición del público y mantener actualizada la documentación sindical y contractual, pues lo que pretende Isaías González Cuevas es sencillamente restringir este derecho a simples versiones públicas e índices registrados.

Pero por otro lado, también se cancelarán las garantías vigentes en materia de aviso de despido por escrito y su procedimiento, pues se fijarían reglas procesales que dejan a los trabajadores en estado de indefensión frente a los términos otorgados por los patrones, y con ello se beneficia al registrar contratos colectivos que no cumplen con los términos legales, ya que busca crearse un mecanismo de autorización ficto o automático, esto cuando la autoridad no responda en tiempo.

En pocas palabras, resulta que una iniciativa de esta calaña es un verdadero atentado a los derechos humanos y laborales más elementales de las personas que viven de su honesto trabajo, y esta infamia de Isaías González Cuevas fue lo que produjo que en la Federación Revolucionaria de Obreros y Campesinos se desconociera al todopoderoso y amo del PRI sudcaliforniano como secretario general de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos.

Por eso, y nada más por eso, fue que los dirigentes croquistas de Nuevo León, Ciudad de México, Jalisco, Guerrero, Estado de México, Guanajuato, Chiapas, Michoacán, Morelos, Puebla, San Luis Potosí, Quintana Roo y Veracruz, así como de las ramas industriales automotriz, transporte, textil construcción, alimentaria, turística, servicios y manufacturera, dijeron estar hartos de Isaías González Cuevas por sus acciones ilegales con las que ha venido afectando las prestaciones y condiciones de trabajo de sus agremiados, por lo que quieren quitarle el supuesto cargo que dice ostentar a través de un Congreso Nacional Extraordinario, y desde ahí designar de manera democrática a quienes serán sus nuevos integrantes.

¿Qué resultará por todo esté escándalo en el que está inmerso el rancio ex adalid nacional de la CROC? La verdad que no se sabe a ciencia cierta, por lo que quien esto escribe mejor seguirá BALCONEANDO. . .

NBCS Noticias

Medio digital de noticias en Baja California Sur; Si buscas ponerte en contacto con nosotros escríbenos a boletines@nbcs.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *