Buró Político/ ¡Adios al Seguro Popular!

Por Ariel Vilchis 

El año 2009 quedó guardado en la memoria de manera especial  por la llegada de mi segundo hijo, un año difícil  por la  crisis económica que derivó que muchos mexicanos no tuviéramos seguridad social. Sin embargo en ese contexto, gracias al SEGURO POPULAR, tanto el cuidado de mi esposa a lo largo del embarazo como el servicio de obstetricia no tuvieron ningún costo para la familia. 

Seguramente desde la creación del seguro popular en el 2003 hasta la fecha, deben contarse una infinidad de historias similares de millones de mexicanos que carecen de seguridad social y que, gracias a esta política pública del gobierno federal creada en el sexenio del panista Vicente Fox y que tuvo continuidad  con los presidentes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, hizo posible el acceso a la protección social de la salud, disminuyendo el golpe a los bolsillos de los mexicanos que se empobrecen al enfrentar gastos médicos. 

Pues bien, este esquema de aseguramiento que benefició a la población sin distinción de su condición social, laboral y económica está llegando a su fin. Esta acción habrá de concretarse la semana que entra, cuando en la cámara de senadores se vote la minuta enviada por la cámara de diputados en la que se desaparece el SEGURO POPULAR y se crea el Instituto de Salud para el bienestar. 

 En Baja California Sur el número de beneficiaros del todavía seguro popular asciende los 200 mil afiliados, muy a pesar de que el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador utilice la frase de que “no es seguro ni popular”. A dicho servicio se tiene acceso, por citar algunos ejemplos, a aplicación de vacunas, Medicina General y Especialidades (incluido en este rubro el acceso a cobertura del Fondo de Protección Contra Gastos Catastróficos, del cual hablaré más adelante) Cirugía General, Urgencias y Obstetricia. 

En nuestro estado los avances en materia de SALUD son innegables. Hoy más que nunca se cuenta con mayor infraestructura, como da cuenta de ello el nuevo CENTRO ONCOLÓGICO que  permite que pacientes con cáncer sean atendidos en sus tratamientos sin tener que trasladarse a otros hospitales del país. 

La desaparición el Seguro Popular es una más de las instituciones a las que el nuevo régimen de gobierno desmantela por capricho (como la cancelación del Aeropuerto de Texcoco). De manera personal, coincido con la tesis de que si algo está funcionando ¿Para qué cambiarlo? Si el argumento del combate a la corrupción es uno de los motivos para desarticular el seguro popular, tan fácil como meter a la cárcel a quienes hayan incurrido en actos de corrupción. No hay otra manera de combatirlo,  así de fácil. 

Preocupantes dos temas en particular con la creación del Instituto Nacional del Salud para el Bienestar. Primero, la centralización de todas las decisiones en materia de salud. Los sudcalifornianos un sinfín de ocasiones, en todos los gobiernos federales, hemos padecido las malas decisiones que se toman desde el centro de la república sin tomar en cuenta las particulares necesidades de nuestro estado. Esa ha sido una lucha constante por nuestra condición insular y la lejanía con el centro del país. 

Por otra parte, la reforma en materia de salud faculta al nuevo instituto a tener acceso al Fondo de Protección Contra Gastos Catastróficos para que sean utilizados en su mayoría para gasto corriente. Dicho fondo tenía como finalidad que el seguro popular tuviera los recursos suficientes para brindar el servicio a pacientes con CÁNCER. De ahí la preocupación de los padres de niños que padecen esa enfermedad. 

Y es que al anunciar que el nuevo instituto será gratuito  y tiene como finalidad ser universal, los especialistas en temas de Salud han advertido que en ningún lugar del mundo se logra la universalidad de la cobertura, puesto que no existe presupuesto que alcance para tal fin.

Solo podemos esperar que este proyecto del gobierno federal funcione de manera correcta ya que, como versa el dicho, “Con la Salud no se Juega” y aunque el seguro popular, en palabras del presidente de México, no era ni seguro ni popular, funcionaba. 

No vaya a ser que en el futuro cercano terminemos combatiendo crisis de salud con fuchilas y guácalas. Es mi opinión, al tiempo… 

NBCS Noticias

¿Tienes fotos o video de algún acto de posible negligencia, corrupción y abuso de autoridad? Mándalo al WhatsApp de NBCS Noticias: 612 141 98 08

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Si te interesa este contenido ponte en contacto con nosotros !!
Abrir chat
1
Hola, ¿Tienes fotos o video de algún acto de posible negligencia, corrupción y abuso de autoridad? Mándalo
Powered by