Los Juegos del Hambre; Quien para el 2021

Por Manuel Arce

 

La pregunta del millón; quien nos gobernará a partir del 10 de septiembre de 2021.

 

Aunque sobran candidatos por todos los partidos, lo cierto es que la situación política actual deja muchos espacios vacíos en la percepción de a los de a pie como uno; y no  la certeza de quien realmente vaya a ser el partido político triunfador en este palenque, pues mucho menos quien vaya a ser el gallo.

 

Por lo que respecta a mi otrora partido político, el invencible PRI, se vislumbran asomando la cabeza por ahí dos o tres gallones de la vieja escuela; un Antonio Manríquez bien ponderado, pero que todavía carga el pesado reclamo de arredrarse ante un todo poderoso Leonel Cota, que no solo atropelló con su votación al tricolor, sino que lo borró prácticamente de la geografía estatal, y que desde luego afectó los ánimos desvencijados de un excelente candidato, pero perdedor al fin.  Seguro le sobrará respaldo moral, pero de ahí a generar un ánimo fortalecido para contender en la próxima elección, creo es una tarea difícil, más aún en las condiciones en que permanece postrado el PRI, pues a pesar de los animosos intentos de muchos actores, lo cierto es que el interés individual, prevalece sobre el general; y El General por cierto, anda ya por otros lares.      También en la cuadra de los jóvenes, que ya no tan juveniles, cobra relevancia la figura de Ricardo Barroso, quien es el único que puede traer un poco de interés a los priistas (al menos un porcentaje alto) por participar; el Ricky, como lo conocemos muchos, ya sabemos es héroe de mil batallas, y siempre hay tiempo para una última cena; amado por unos, odiado por otros, pero lo cierto es que, como dijo brozo, “probablemente no es el mejor, pero es el idóneo”.

 

Por el lado del partido en el Gobierno Estatal, la cosa no se ve tan halagadora.   La incertidumbre de quien o quienes habrán de encabezar los esfuerzos, se crece frente a falta de decisión, además del impacto de las posibles alianzas internas y externas que habrán de construirse para acuerpar al elegido.    En ese horizonte, se ven dos figuras del gabinete que resaltan sobre la demás; Isidro Jordán el cuidro, y Álvaro de la Peña; dos tecolotones que con esmero atienden las responsabilidades que les encomiendan en espera de la decisión, que a la vez se ve empañada por la amenaza de Pancho Pelayo y compañía de los Covarrubias, de abandonar el barco panista para unirse a quien mejor convenga, en aras de meter presión al primer elector estatal para obtener los espacios pretendidos; empero la cosa no acaba ahí, las condiciones para competir frente a un incipiente poderío guinda que todavía trae viada, requiere medidas extremas, y esas medidas extremas es aliarse con quien se pueda para establecer un frente común que pueda hacer contrapeso a la inercia de quienes gobiernan la federación.

 

Pero por mas desorden que se observe, no hay que soslayar a las izquierdas sudcalifornianas, que siempre se pelean, siempre están en disputa y en desacuerdos, pero a la hora de las elecciones han dado muestras de reconciliación y terminan como lo han hecho en múltiples ocasiones; arrollando.

 

Del lado de los técnicos vemos a Víctor Castro; candidato natural en la percepción política local y principalmente de los gremios de los siervos de la nación, pero que día a día, las gracias que adornan al preciso, se desvanecen en una caída en espiral que le cuestan caro a los locales, además, las ausencias del centro del país y las incumplidas promesas de espacios entre los grupos, principalmente el de él mismo, lo han llevado a un aparente ostracismo en la escena política, sin embargo, bajo la superficie de aparente calma, se mueve y rápido, mientras que el número de jóvenes construyendo lo que sea crece en numero a pasos agigantados; un ejercito natural y moralmente vinculado al poder.   Por el lado de los rudos, esta Leonel Cota, quien en su espacio en la Federación, le resulta innecesario distraerse mas de la cuenta, pero que dicta instrucciones a sus equipos en tierra para ponderar las imágenes de Rubén Muñoz y Armida Castro, quienes como alcaldes de La paz y Los Cabos, tienen el mayor numero de electores en sus poblaciones, y sabe que esos alfiles le representan espacios en un ejercicio de unidad final, cuando los dados se lancen.   Al final pero no menos importante, la figura de Alfredo Porras permanece cuidando ese neutral halo con el que se mueve, tanto de un lado como del otro, construyendo, hilando y esperando el momento de dar peso en la balanza, incluso ante un eventual desmoronamiento de Víctor, que aunque difícil por las condiciones, no imposible; pues el fantasma del Senador Velázquez se le aparece en los Juzgados de Distrito, e impide el Retorno del Rey.

 

En fin, la verdad es que en todos los círculos sociales, mediáticos y profesionales, se evidencian las fobias y los amores, y hay quienes cantan victorias y derrotas adelantadas, pero lo cierto es que aún la moneda esta en el aire, todos los prospectos, unos más, y otros menos ,gozan de aceptación en diversos círculos; aunque morena se ve en un futuro no muy lejano, como un rompecabezas sin armar, lo cierto es que sus gallos gozan de cabal salud.    Por otro lado, un gobierno panista local, que ha logrado reponerse con eficacia, contra una espiral violenta que lo desgastó y que con decisiones atinadas en ese aspecto, se repuso; y que con la realización de obras de infraestructura importantes, ha mantenido un buen ranking  en el Estado.

 

Entonces habrá que esperar los acontecimientos que seguirán después de la pandemia, puej   con el impacto económico brutal al país de ésta, y con la guerra del petróleo entre Rusia y Arabia, habrá que ver si aun queda algo para que puedan llevarse a cabo los Juegos del Hambre 2021.

 

 

NBCS Noticias

¿Tienes fotos o video de algún acto de posible negligencia, corrupción y abuso de autoridad? Mándalo al WhatsApp de NBCS Noticias: 612 141 98 08

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Don`t copy text!