OPINION…ES / Rodeados de agua y muriendo de sed

Por Manuel Espinoza

Toda la península de Baja California es árida. Seca. Falta de ríos, arroyos. No hay agua para su consumo que no sea extraída del subsuelo.

Tantos años de sobreexplotación, las ríos subterráneos se están secando. En Baja California Sur, en particular, la necesidad de hacer producir el campo llevó a la extracción del agua con equipos de rebombeo, disminuyendo su caudal subterráneo ante la falta de lluvias para su recuperación.
Para sus pueblos y ciudades fue necesario “arrastrar” el agua desde largas distancias. Se construyeron presas que no son suficientes para recargar los mantos.

Falta Agua para el consumo humano. Está bajo tierra; hay que extraerla, pero hay poco líquido. Urgen alternativas. Claro, la desaladora.

Es la desaladora la solución a la demanda de agua de los ciudadanos de Los Cabos. De Cabo San Lucas, para más exactos.
De los hoteleros y desarrolladores turísticos, para más concretos. La verdad.
Para cuando pongan en operación la planta desaladora. Si es que llega a construirse. La demanda del vital líquido en los hogares superará ya los 250 litros por segundo que dicen ahora, producirá la mega obra, bandera electoral para un grupo político de la zona austral.
Pero no serán ni la Alcaldesa de Los Cabos ni el Gobernador del Estado, los encargados de dar vida a ese proyecto. Llevará más de un año para que se haga realidad. Los que están ya no estarán.
Otros serán los que abran la llave, pero. No llegará a los hogares. Se quedará en el camino. En los hoteles, en fraccionamientos de lujo.
En las pipas que hoy por hoy la venden en colonias populares. Lo seguirán haciendo.
El “aguachicoloe” crecerá en Los Cabos. En Cabo San Lucas, principalmente.
Y la vida seguirá igual, pero con menos agua de la que hoy tienen.
Existiendo tanta mente brillante en los políticos y aspirantes a ser gobierno, no se les ocurre desaparecer el negocio de las pipas, e invertir mejor en infraestructura de rebombeo urbano, para hacer llegar el agua a cada vivienda de Cabo San Lucas, y ni que cada familia que habita esas casas, pague a los piperos 200 pesos por un metro cúbico del vital líquido?.
Así de sencillo, una red de distribución con tubería llevando el agua a los hogares.
En lugar de una red de corrupción haciendo lo mismo pero por particulares y en pipas, cobrando a los vecinos el agua que les reparten, y es compromiso de la autoridad hacerlo?.
Porque no es que no haya agua. No hay quien la haga llegar a las llaves domiciliarias, primero, porque el gobierno no invierte en la red de distribución; segundo, si lo hace, afecta la economía de los piperos que opera como red de distribución pero cobrando al usuario y tercero…
No habría planta desaladora en puerta, con recursos que permitirán “una mochadita” para las campañas en ciernes.

NBCS Noticias

¿Tienes fotos o video de algún acto de posible negligencia, corrupción y abuso de autoridad? Mándalo al WhatsApp de NBCS Noticias: 612 141 98 08

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Don`t copy text!