Mulegè: Un trabajo humanitario y de corazón

Por Martín Inzunza Tamayo
De motu proprio

La protección civil además de ser un instrumento de la política general de seguridad pública es y debe ser un trabajo humanitario con corazón de ayuda, auxilio, y respaldo para las personas que se encuentran en situación vulnerable y de riesgo.

Nuestra entidad tiene una temporada de huracanes bastante extensa que va del 01 de junio al 30 de noviembre de cada año, una temporalidad amenazante que de alguna manera nos ha permitido vivir con el riesgo sobre nuestras cabezas y viviendas.

Nuestra cultura de la prevención es amplia, y los mecanismos de coordinación institucional se han perfeccionado, lo que ha logrado reducir los niveles de riesgo para evitar afectaciones graves en pérdidas humanas y bienes materiales de todo tipo.

Pero, los desastres naturales son eventos inciertos, y, por tanto, las afectaciones que pueden provocar son también en un alto grado inciertos, sobre todo, tratándose de huracanes o tormentas tropicales por la combinación de vientos, lluvias, marejadas, subida de los niveles del mar, corridas de arroyos, inundaciones, deslaves, y socavones.

El Gobernador Víctor Manuel Castro Cosío, con motivo del fenómeno atmosférico “Kay”, resolvió trasladar al municipio de Mulegè a un grupo de servidores públicos coordinados por el Secretario General Homero Davis Castro incluido el Subsecretario de Protección Civil Benjamín García Meza, para enfrentar en el sitio los daños que pudiera provocar el meteoro citado.

Una decisión acertada, tomada en el seno del Consejo Estatal de Protección Civil, para movilizar una determinada capacidad de respuesta de la administración estatal y no dejar solos al gobierno municipal ni mucho menos a los habitantes de cualquier zona de Mulegè.

Una decisión humanista, nunca oportunista ni de agandalle electorero, al menos un servidor jamás recibió una instrucción de avasallamiento de las autoridades locales, por el contrario, se unificaron y coordinaron esfuerzos dentro del Consejo Municipal de Protección Civil, como así se realizó.

Lo más lamentable, seria anteponer al trabajo humanista de protección civil -para regresar pronto al orden cotidiano-, la miseria humana del gobernante sin escrúpulos que pretende “brillar” en medio del desastre, con la agravante de que estuvo cómodamente resguardada y que poco han realizado para acabar con la inequitativa distribución de la vulnerabilidad de sus conciudadanos.

Cuadrar cifras inventadas, pregonar la resolución de problemas como propaganda de circo, desconocer la ayuda recibida, adjudicarse todo lo bueno para la felicidad de muchos como si se fuera un Dios, es una gran simulación en grado de autoengaño.

Pero, como dijera la madre del Profe Víctor: El que agradece lo poco, agradece lo mucho…Lo demás es ruindad política combinada con miseria humana.

Lo bueno, es la nobleza y resistencia del pueblo mulegino, para todos ellos y ellas, nuestro reconocimiento por siempre.

Mulegè no está solo.

 

#pensarparatransformar

NBCS Noticias

¿Tienes fotos o video de algún acto de posible negligencia, corrupción y abuso de autoridad? Mándalo al WhatsApp de NBCS Noticias: 612 141 98 08

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.